La creación del núcleo de Viladellops està fechada en el año 930 cuando el conde Sunyer I reconquistó el Castillo de Olérdola y se concedieron franquicias para repoblar y crear nuevos asentamientos. De esta época está fechada la torre medieval perfectamente conservada, que hacía las funciones de fortificación y de comunicación con el Castillo de Olérdola.
El patrón de Viladellops es San Juan, en honor a la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén, el cuál construyó la capilla de Viladellops en aquella época.
Actualmente el pueblo lo componen 18 masías (viviendas rurales típicas de la zona) que dan al pueblo el mismo ambiente de hace 100 años, ya que se ha preservado completamente la arquitectura y el entorno.