Enoturismo: La Torre Vigía y la Prisión

Destacan en el pueblo dos de las construcciones simbólicas e históricas que forman parte de nuestra historia.

La torre vigía, de construcción rudimentaria pero sólida por el grueso de sus paredes, se alza casi entera dejando para la parte posterior ver su interior debido al hundimiento parcial. Por la parte abierta , antiguamente había una puerta instalada más alta para acceder al interior y proteger a la gente del pueblo que se ocultaba en el interior del enemigo .

A media altura aproximadamente, vemos los parches que se hicieron para evitar la caída total de la torre y tapar los agujeros que sostenía la plataforma de madera que tenía un agujero para acceder con una escalera y así, desde este piso, subir a la parte más alta de la torre para vigilar los posibles ataques de los sarracenos en el territorio . La torre construida en los alrededores del año 1010 está ubicada en un punto estratégico para estar en contacto con la atalaya que había en el Castillo de Olèrdola y vigilar el mar. Su construcción se halla en el  medio del pueblo donde el acceso a la misma era rápido y por tanto eficiente.

Adosado a la Torre Vigía se encuentra la prisión . Documentación escrita nos relata que en una ocasión fue ocupada por un recaudador de impuestos que debido a un desacuerdo con el precio a pagar lo encerraron en la cárcel .

Hanna Aran Jacobsen
Visitas y Enoturismo