¿Cómo definimos organolépticamente al Xarel.lo?

Tendríamos que separar la elaboración de vinos jóvenes y de crianzas.
– Vinos jóvenes: Colores amarillos claros con reflejos verdosos. Aromas florales, fruta blanca (manzana y pera), notas cítrica, tropicales y frescas. Gusto fresco y persistente.
– Vinos crianza: Colores amarillo claro pajizo. Aromas de plantas secas (té, manzanilla), hierbas anisadas (hinojo), fruta blanca compotada, especias (canela, azafrán), cremosidad, notas tostadas, mineralizad, mantiene un buen frescor. Vino complejo con un destacado volumen y persistencia.

 

Carlos Nieto Pardal.
Enólogo Finca Viladellops