Influencia del color de la botella de vidrio en la conservación de los vinos

Es muy importante a la hora de embotellar el vino, no sólo la elección del tipo de botella a utilizar (ver nuestros artículos de botella bordelesa y botella borgoñesa) sino también su color. Nuestros vinos de Xarel·lo, Syrah y Garnacha utilizan diferentes tipos de colores en su embotellamiento.

Introdución: El vidrio

El vidrio es un producto aséptico, inerte, impermeable, resistente a altas temperaturas, microorganismos y a los propios ácidos del vino. Según su composición podrá tener más opacidad, mayor protección ante la luz y oxidación del vino, y como consecuencia mayor protección contra la evolución o envejecimiento del vino.

Además del color de la botella es importante destacar la importancia del grosor del vidrio. Mayor grosor es más protección, pero también mayor peso de la botella y por ello mayor precio de la misma.

¿Cuál es la composición del vidrio? ¿qué le da el color?

  • Composición básica: En torno a 70% de arena de sílice, 14% sosa (forma de carbonatos de sodio), 12% de cal (forma de carbonatos cálcicos), 1-3% magnesio y 1-2% aluminio. A esta base añadimos los colorantes o decolorantes necesarios para definir el color u otras características de protección y resistencia del material
  • Vidrio reciclado: La cantidad de vidrio reciclado usado por los fabricantes es bastante varidado. En España se usa hasta un 60% del vidrio reciclado. Varía según el color de las botellas. Una botella blanca sólo admite hasta un 15%de vidrio reciclado, una ámbar un 45-50%, una verde oscura un 50-55% y una verde esmeralda hasta un 80-85%.
  • Colorantes: Óxido de hierro (Verde), Sulfatos de hierro y carbono (De amarillo a negro), Manganeso (Morado, lila), Dióxido de Manganeso (Violeta), Cobalto (Azul), Óxido de cobre (Turquesa), Niquel (Azul, violeta, al negro), Cromo (Verde oscuro al negro).

¿Qué características da a las botellas de vidrio el color que éstas tengan?

Cuando hablamos de botellas iguales, cuya una diferencia es el color, el comportamiento de la botella y la evolución de su contenido (en nuestro caso el vino) varía en función de la incidencia que sobre estos hace la luz o radiación solar y/o la luz artificial. La botella y el vino están sometidos por tanto a radiaciones electromagnéticas.

Del color blanco transparente en un extremo hacia el color negro en el otro, el color más oscuro transmite mayor opacidad, mayor protección a la luz, a la oxidación y la evolución del vino.

  • Color blanco transparente: (Tiene hasta un 10% de protección frente a las radiaciones electromagnéticas). Detiene la luz ultravioleta y algo de violeta. No detiene otro tipo de radiaciones.
  • Color verde AV: (Tiene hasta un 60% de protección). Detiene la luz ultravioleta, la violeta, un poco el azul, pero deja pasar bastante el amarillo. Retiene también otro tipo de radiaciones.
  • Color Ámbar o topacio: (Tiene hasta un 90% de protección). Protege además de las anteriores a la luz fluorescente.

 

Carlos Nieto Pardal.
Enólogo Finca Viladellops