Los Sulfitos (II)

¿Cuáles son los principales SULFITOS que podemos aportar al vino?

Sabiendo que su aporte es básicamente para la conservación de los vinos, son productos que tienen una denominación numérica dentro de los aditivos alimentarios:

  • El anhídrido sulfuroso SO2 (E-220), gas disuelto directamente sobre el mosto o vino o previamente en agua y después aportado al vino.
  • El bisulfito potásico KHSO3 (E-228), sal cristalizada, generalmente se aporta diluida en agua. Se adquiere en garrafas con producto concentrado.
  • El metabisulfito potásico S2O5K2 (E-224), sal cristalizada, se adquiere en bolsas o sacos y se disuelve previamente en agua antes de su aportación a la uva, mosto o vino.

¿Qúe dosis de producto aportamos al vino?

Las dosis de empleo del sulfuroso se mide en g/hl o mg/l de SO2 independientemente de la sustancia o aditivo empleado. En este sentido, por ejemplo, cuando hablamos de metabisulfito potásico siempre tenemos en cuenta que 2g/hl de este producto representa el aporte de 1g/hl de SO2.

Dependiendo del momento de aplicación en Viladellops optamos por las siguientes dosis, considerando siempre la entrada de uva sana.

  • Dosis de entrada de uva prefermentativa: Blancos y tintos 2,5-4g/hl (mosto).
  • Dosis de conservación: (Mantenimiento de sulfuroso libre). Blancos de 25-30mg/l. Tintos de 20-25mg/l.
  • Dosis de embotellado: (Mantenimiento de sulfuroso libre). Blancos de 30-35mg/l. Tintos de 25-30mg/l.

 

Carlos Nieto Pardal.
Enólogo Finca Viladellops