¿Qué tipo de poda realizamos en Finca Viladellops?

En primer lugar realizamos prepoda en todas las parcelas emparradas. En los vasos el 100% del trabajo de poda es manual. Con la prepoda reducimos entre un 30-50% el periodo de tiempo de poda total. La prepoda es realizada mecánicamente y consiste en reducir por corte el tamaño de los sarmientos, dejando aproximadamente unos 30cm del mismo. La máquina prepodadora secciona el sarmiento en trozos más pequeños. Todos los restos de poda quedarán aportados al suelo como enmienda orgánica.

Realizamos podas corta a 1ó 2 yemas por pulgar dependiendo de la viña. Generalmente dejamos 2 pulgares por cada brazo en las cepas de formación en vaso (equivaldría a 20 sarmientos si la cepa tiene 5 brazos), de 6-8 pulgares en las cepas emparradas (12-16 sarmientos).

Procuramos hacer cortes limpios, con grado de inclinación contrario al posicionamiento de la yema más próxima y con una separación de unos 2 centímetros corte/yema para evitar que el secado que conlleva el corte afecte a la yema que está más próxima del mismo.

Generalmente hablamos que se practican 3 tipos de poda en una viña:

– Poda de formación: Damos forma a la cepa, la adaptamos al sistema de formación, vaso, aro, emparrado doble cordón, lira… Es importante la futura aireación, iluminación y producción de la cepa.

– Poda de fructificación (anual): Incluiríamos la poda de invierno y primavera. Se realiza poda corta, larga o mixta y sirve para controlar el vigor, el equilibrio y mantenimiento de la cepa y marcar la productividad de la misma. Hemos de evitar el alargamiento y envejecimiento de las cepas.

– Poda de rejuvenecimiento: Podamos para sustituir partes de la arquitectura de la cepa con el fin de alargar la productiviad de la misma.

¿Durante qué periodo de tiempo se realiza la poda de invierno en Viladellops?

Comenzamos a mediados de Noviembre para las variedades o parcelas que se han vendimiado antes, y terminamos a finales del invierno (finales de Marzo) con las variedades de vendimia más tardía o parcelas que sean de menor valor productivo o de calidad para nosotros. Es importante que la cepa esté fisiológicamente en período vegetativo, durmiente o de inactividad externa y que el tiempo meteorológico sea de temperaturas bajas (frío) pero no extremas. Es desaconsejable podar con heladas ya que pueden causar daños irreversibles en las yemas o partes más próximas al corte y desarrollo de más enfermedades posteriormente.

Carlos Nieto Pardal.
Enólogo Finca Viladellops