Productividad y calidad, ¿están reñidos?
Dependiendo del tipo de vino que se quiera elaborar admitimos mayor o menor carga de racimos en una cepa. También es importante señalar el vigor de una planta, que es su fuerza de desarrollo vegetativo; admite más racimos una planta de mayor porte o desarrollo que una de menor. Productividad y calidad están reñidos desde el momento en que la uva no alcanza los objetivos de maduración marcados. Un exceso de carga haría que nunca llegásemos a la madurez deseada, un defecto de carga podría llevarnos a un exceso de madurez o una maduración demasiado temprana. El equilibrio es el principal objetivo.

Carlos Nieto Pardal.
Enólogo Finca Viladellops