Según la forma de las botellas, las más usadas en España son: bordelesa, borgoñesa, cava, rhin y jerezana. El material por el que están compuestas es el vidrio. Las botellas de vidrio son productos asépticos, resistentes a microorganismos y a los propios ácidos del vino.

¿Cuáles son las más usadas en Viladellops?

– Bordelesa: Su nombre tiene su origen en la región francesa de Burdeos. Tiene forma cilíndrica y es alta, alargada, de hombros marcados anchos. En Viladellops usamos modelos de paredes rectas que permiten fácil apilamiento horizontal, ideal para medias y largas crianzas. Los cuellos de botellas son rectos y alargados. Los colores de nuestras botellas bordelesas son el “verde musgo” y el negro.
– Borgoñesa: Tiene su origen en la región francesa de Borgoña. Es una botella más ancha en la base y a media altura se va estrechando hacia el cuello, es de hombros caídos. Su parte cilíndrica recta es menor que la bordelesa. Tiene menos base de apilamiento. Usamos el color “verde canela” para nuestras botellas.

¿Es importante la forma de la botella?

Se valoran 2 aspectos: Estético (gusto personal) y funcional. Es importante que la botella cumpla nuestras necesidades de manejo, correcto apilamiento, correcta adaptación a nuestra maquinaria de llenado, tapado, capsulado y etiquetado, y muy importante, que el cuello de la botella se adapte correctamente al tapón que queremos utilizar y permita la necesaria estanqueidad y seguridad de cierre. El gollete (parte superior o corona de la botella) mantiene la tensión del vidrio en el embotellado. El fondo de la botella es curvado para repartir la presión del líquido y no dejar que la botella se rompa.
Debemos hacer las pruebas técnicas correspondientes para asegurarnos del correcto comportamiento de la botella que vamos a elegir.

Finca Viladellops.